El director del destino - Capítulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El director del destino - Capítulo 3

Mensaje por DoZ el Jue Mar 15, 2012 11:19 am

El Director Del Destino
(Basado en la serie "The Boot At The End")

Capítulo 3: Walt, 2ª parte

El hombre del traje seguía el ritmo con el pie, de una canción country que sonaba en ese momento en la cafetería. La camarera servía café a otros clientes. Un momento como cualquier otro, hasta que Walt entró al local, ensombrecido.

El hombre tenía la cara cortada, aparentemente por el frío, además de estar visiblemente más delgado. Se acercó a la mesa y se sentó, sin pedir permiso, con semblante serio.

- Lo hice. Me ha llevado dos meses y embarcarme en una expedición a Alaska, pero lo hice. Cinco crías, tal y como usted dijo.

- Hola Walt, me alegro de verte. No tienes buen aspecto...

- No me sientan bien los climas fríos ni la humedad.

- Pide algo caliente, yo invito. - Dijo amablemente el hombre del traje mientras se ponía cómodo.

- No gracias, prefiero zanjar esto rápido. El caso es que no he notado ningún cambio. Aunque debo admitir que sería imposible apreciarlo, pues todavía la tengo escondida hasta el culo por el frío. Creo que está traumatizada. Lo peor es tener que mear sentado...

- En ese caso ve a casa, haz reposo y verás que ha funcionado. El libro no engaña.

- ¿Cómo funciona? - Preguntó Walt a la vez que se inclinaba dirigiendo su mirada al mismo.

- Yo escribo lo que la gente quiere, y el libro me dice qué es lo que hay que hacer. Así de simple.

- Es increíble... ¿De dónde lo ha sacado? ¿Trabaja para alguien?

- Muchas preguntas Walt. Como ya te he dicho, vete a casa, olvídate de este asunto y disfruta de tu deseo cumplido. - Bebió un sorbo de su café tras terminar la frase y puso cara de póquer.

- A usted no hay quién le saque nada... En fin, espero que funcione, una vez mi querido pajarito se atreva a salir del nido...

- No tengas dudas de que así será. Un placer Walt, hasta nunca.

- ¿No puedo pedirle nada más ni verle nunca más? - Preguntó inquieto Walt.

- No. Una persona, un deseo. Así son las reglas.

- Pues vaya...

Walt se incorporó y tendió su mano.

- Bueno, pues encantado... Mmmm. No me ha dicho su nombre.

- Ni se lo diré. - El trajeado sonrió y le correspondió el apretón de manos.

Walt dio media vuelta y salió del local con la esperanza de disfrutar de su nuevo pajarito, cual ave fénix, resurgido de las cenizas, dispuesto a quemar flores de mujeres hermosas y viciosas. Pero tan distraído en sus pensamientos iba al salir del local y cruzar la carretera, que no advirtió que una ranchera venía a toda velocidad. Lo atropelló por la altura de la cintura, y lo reventó entero, ejerciendo una presión tal, que su nuevo miembro de exageradas dimensiones emergió de su interior, zigzagueando cual anaconda enfurecida, hasta terminar rodeando su cuerpo ya sin vida, tendido en el asfalto, con las tripas fuera. Un cuadro verdaderamente curioso.

Una pena Walt, pero el libro no mentía, eso está claro...


_________________________________________________
avatar
DoZ
Piloto Libre

Mensajes : 5689
Edad : 33
Antigüedad: : 15/11/2008
Localización : El coño tu prima
Premios I edición; Piloto más simpático Premios II, III edición; Mejor firma Premios V, IX edición; Premio limón: (al más cascarrabias, protestón, gruñón) Premios IX edición: Premio naranja: (al más simpático, cordial, divertido)

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.